martes, 11 de agosto de 2015

Sortilegios pertenecen a la tradición Libanesa


Amuleto


El amuleto que curaba, un velo de Zalqa, en el que había unas hojas:

YABRA’IL

Dios Sana Basta Cura

́AZRA’IL Cura Basta Sana Dios MIKA’IL

Sana Dios Cura Basta

Basta Cura Dios Sana

ISRAFIL


   (Yabra’il, Mika’il, Israfil y ‘Azra’il: nombre de los ángeles Gabriel y Miguel, los dos primeros, y del ángel del Juicio y de la Muerte, respectivamente, según la escatología musulmana, los dos últimos).

     Debajo figuraba el salmo XXVII: «El Señor es mi luz y mi salvación: ¿a quién temeré?»

En la segunda hoja había un amuleto de forma triangular:

·        En el nombre de Dios en primer lugar, en el nombre de Dios en segundo lugar, en el nombre de Dios en tercer lugar.
·        Te protejo, María, en Dios, contra los ojos que Dios creó.
·        Contra el ojo de tu madre, de tu padre, del que te ame.
·        Contra el ojo del vecino, más agudo que el fuego.
·        Contra el ojo del huésped, más cortante que la espada.
·        Contra la ojizarca, y el diente de la mellada.
·        Contra el calvo, contra el peludo.
·        Contra el bizco, contra el tuerto.
·        ¡Oh Dios Salvador!...

Estos sortilegios pertenecen a la tradición y se pierden en la memoria del tiempo. (Cfr. Anis, Frayha,  Escucha,Rida , Madrid, 1978, pp. 166-167)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada